divendres, 5 de maig de 2006

Dos nubes y un gato de regaliz


Eso es todo lo que ha dejado el cabrón de Rufo de una bolsa de cuarto de kilo de chucherías. Espero que no le suponga nada más que un dolor de barriga.


4 comentaris:

Char ha dit...

mes mono el teu gos.... grrrr 6 lerus de chuches a pendre pel sac. Mentre no es posi a vomitar en plan niña exorcista...

Meiko ha dit...

Juas, no sabe nada el chucho jojojo
Yo no habria dejado nada :P

selrak ha dit...

Y que pasa con el ojo????

Carmen Griss ha dit...

que peazo de cabron que esta hecho el rufito...